Te has suscrito correctamente a Serencial
¡Excelente! A continuación, complea el pago para obtener acceso completo a Serencial
¡Bienvenido! Te has logado correctamente.
An error occurred
¡Perfecto! Tu información de facturación está actualizada.
La actualización de la información de facturación ha fallado.
Los accesorios indispensables para tu Kindle

Los accesorios indispensables para tu Kindle

¿Qué accesorios tenemos que tener en cuenta a la hora de usar nuestro Kindle? ¿Cómo lo protegemos y cuidamos? ¿Qué cosas pueden ayudarnos a una mejor experiencia de lectura?

Yamil Salinas Martínez
Yamil Salinas Martínez
8 minutos

Leer en un Kindle, o en cualquier otro lector de ebooks, es toda una experiencia y un viaje de ida. Muchos lectores, de todas las edades, se pasan cada vez más a este soporte por la facilidad de uso, comodidad y experiencia de lectura. En mi caso, como les conté en otro post, ya hace tiempo que todos los libros que leo durante el año, los leo en el Kindle.

¿Pero qué accesorios tenemos que tener en cuenta a la hora de usar nuestro Kindle? ¿Cómo lo protegemos y cuidamos? ¿Qué cosas pueden ayudarnos a una mejor experiencia de lectura? En este artículo les comparto algunos accesorios que creo son muy útiles para proteger nuestro Kindle. Por supuesto, estas recomendaciones también valen para cualquier otro lector de ebooks que tengas, ya que son todos accesorios necesarios para poder leer mejor y cuidar nuestro dispositivo.

Fundas protectoras

Diría que es el accesorio indispensable para conservar en buen estado tu Kindle. Hay de muchas variedades, colores, texturas y precios.

¿Cuáles son las ventajas de las fundas protectoras? En primer lugar, por supuesto, la protección del dispositivo. Un Kindle puede durar y resistir por muchos años, pero mejor si lo cubrimos y protegemos de forma apropiada. Nos sirve también por si lo llevamos de viaje, o simplemente lo transportamos para leer en el transporte público o mientras hacemos la fila en el supermercado. Una funda protectora es el mejor accesorio para tu Kindle o lector de ebooks.

Pero además de proteger al dispositivo, las fundas tienen otra ventaja que suele pasarse por alto, que es ayudar a tener un mejor agarre del Kindle, evitando que se resbale o tengamos una posición de lectura incómoda. Si bien estos dispositivos tienen una ergonomía apropiada, hay veces en las que se necesita tener un mejor grip en nuestro lector.

En mi caso particular, tengo un Kindle Oasis y mi funda favorita es la Adore June Business, una funda que en su exterior tiene una textura parecida al tweed (tela fina tejido en espiga) mientras que en el interior está forrado con una suave tela polar. Para el cierre tiene unos velcros que funcionan a la perfección. Esta es la misma funda que tenía en mi viejo Kindle Voyage (está disponible también para este tamaño de Kindle). También las podéis encontrar, por el mismo precio, en color negro de tela cordura. Os recomiendo también echar un vistazo en la tienda de Adore June, un fabricante de bolsos y fundas basada en Hamburgo que tiene un estilo y factura de sus productos muy durable y con una relación calidad-precio excelente.

Esta es la funda Adore June Business de tela de espiga, con la que protejo mi Kindle Oasis. Es súper liviana y tiene un tacto muy agradable. (ver en Amazon)

Con un formato parecido podemos encontrar la MoKo Kindle Cover, que en este caso tiene una cobertura de fieltro, lo suficientemente gruesa para proteger nuestro Kindle. Tal como en la June Business, el cierre es de velcro y el interior está recubierto de un tejido más suave. ¿El plus? Un bolsillo extra para poder guardar y transportar nuestro teléfono móvil.

Moko Kindle Cover, muy elegante y liviana con su tela de fieltro. Como ventaja, posee un bolsillo frontal para guardar un dispositivo adicional (como tu móvil, por ejemplo) (ver en Amazon)

Pero hay también muchas otras opciones:

Hay fundas para Kindle (en la mayoría de sus versiones) que incorporan una suerte de “tapa plegable” que nos permite leer desde una posición de 45° a 95° desde una superficie plana, como una mesa. Hay muchas fundas para las tabletas (iPad, por ejemplo) que traen también esta opción. Tienen también como ventaja que cuentan con un sistema de imanes que permiten despertar o suspender el Kindle simplemente abriendo o cerrando la tapa.

Funda Kindle Moko con “tapa” plegable y stand vertical (ver en Amazon)

Para facilitar aún más la lectura, y sobre todo en períodos prolongados, podemos encontrar una funda para Kindle para leer en modo “manos libres”. La funda Singularity WV para Kindle Oasis nos permite meter la mano en una especie de cinta elástica para sujetar la funda por la parte posterior y poder leer de forma más cómoda. Eso sí, atención a este tipo de fundas porque suelen ser bastante voluminosas, y por ende, más pesadas.

Funda para Kindle “manos libres”, con la que gracias a su cinta elástica podemos leer desde nuestro dispositivo con una sola mano (ver en Amazon)

Amazon tiene su propia línea de fundas exclusivas para Kindle, fabricadas para distintos modelos y tamaños (Paperwhite, Oasis, Voyage) y tienen una muy buena relación calidad-precio. ¿Su ventaja? Las de tela vienen con protección extra para líquidos, y cuentan con unos imanes para mantener la “tapa” protectora bien cerrada. Estas fundas Amazon Kindle vienen en distintos colores (negro antracita, amarillo y azul).

El “top” de ventas: la funda oficial para Kindle fabricada en tela. Los colores disponibles son negro antracita, amarillo y azul (ver en Amazon)

Yendo cada vez más hacia arriba en el precio, podemos encontrar también las fundas para Kindle más exclusivas: las fundas de piel oficiales de Amazon. Las pueden conseguir en color negro y burdeos. Tal como sus “primas” de tela, se abren y se cierran como la tapa de un libro y activa o pone en suspensión el Kindle automáticamente. La tapa con imanes mantiene la funda firmemente cerrada.

La versión más cara y exclusiva de las fundas oficiales de Amazon Kindle: versión en piel de alta calidad (ver en Amazon)

Protectores de pantalla

Otro aspecto a cuidar y proteger de nuestro Kindle es su pantalla. Si bien es resistente y –con un uso normal– no debería dañarse, no está demás protegerla de arañazos de llaves y otros objetos cortantes, caídas, manchas de huellas y suciedad.

La mayoría de los protectores de pantalla para Kindle traen en el mismo paquete una toallita limpiadora y tarjeta aplicadora, que si estamos acostumbrados a hacerlo con nuestras pantallas de móviles, no nos será más difícil colocarlas en nuestro Kindle. Hay algunos productos que también incorporan un filtro antirreflejos, que seguramente servirá a aquellos lectores que disfrutan de leer al aire libre o bajo luces muy directas. Los protectores de pantalla no cambian la luminosidad de la pantalla ni afectan a la tinta electrónica, como así tampoco cambian la sensibilidad del tacto de nuestra pantalla.

Protector de pantalla de alta durabilidad para nuestro Kindle. Si ya tienes práctica con los protectores de los móviles, con el del Kindle no tendrás problemas (ver en Amazon)

Cargadores

Muchas personas que se compran un Kindle por primera vez se sorprenden de que el dispositivo viene de fábrica sin cargador en la caja. Esto es así, y desde hace ya varias generaciones, los Kindle vienen solamente con un cable USB / micro USB que sirve para cargarlo conectado a un ordenador o un adaptador de corriente de pared.

En el caso que queramos algo de independencia de nuestro ordenador, podemos comprar un cargador oficial de Amazon directamente desde su tienda. El cargador Amazon PowerFast (compatible con todos los dispositivos Kindle) es un adaptador de 9W que permite cargar, por ejemplo, un Kindle Paperwhite de forma completa en menos de 4 horas. Tenemos también, de forma oficial de Amazon, un cargador más pequeño y liviano –pero más lento– por un par de euros menos.

Cargador Amazon PowerFast compatible con todos los dispositivos Kindle (ver en Amazon)

Por supuesto, también podemos usar cualquier otro adaptador que tengamos (el de nuestro móvil, por ejemplo) para cargar nuestro Kindle. En mi caso utilizo un cargador de puertos USB muy similar a este Tecknet que –por el mismo precio– me permite enchufar más dispositivos en mi mesa de luz. Eso sí, para llevarlo de viaje resulta un poco más pesado y ocupa más espacio.

Cargador Tecknet USB de alta velocidad de cuatro puertos (ver en Amazon)

Luz de lectura nocturna

El 6 de septiembre de 2012 Amazon anunciaba otro de los grandes hitos de su familia de lectores de tinta electrónica. El nuevo Kindle Paperwhite incorporaba, por primera vez, un display iluminado por luces LED que permitía leer en la oscuridad, una grandísima ventaja para los lectores nocturnos. En adelante, la mayoría de sus dispositivos lo fueron incorporando, como la primera generación del Kindle Voyage en 2014.

Pero hay muchísimos lectores que aún disfrutan de sus dispositivos Kindle sin iluminación en sus pantallas (como los viejos y durables Kindle DX) y ellos pueden contar con las lámparas portátiles LED.

La mayoría de estos accesorios nos permiten, obviamente, leer en una habitación oscura o en condiciones exteriores de poca luminosidad. Cuentan con un broche que se ajusta al lector, y con un brazo extensible que porta en uno de sus extremos una pequeña lámpara LED. En el caso de la Ozeri Kindle Flex disponemos de 3 luces con regulación de intensidad, permitiendo ajustar el brillo para lograr la iluminación necesaria en nuestra pantalla. Estas lámparas de lectura se alimentan, generalmente, de baterías estándar CR2032.

Ozeri Kindle Flex, accesorio de luz nocturna para leer con modelos de Kindle anteriores al Paperwhite (antes de 2012) (ver en Amazon)

Brazos extensibles

Si entramos en el terreno de los accesorios para Kindle más raros o extravagantes podemos encontrar los brazos de lectura. Esto es, una especie de cable o brazo extensor que permite ajustar nuestro Kindle para poder leer, por ejemplo, en manos libres desde nuestra cama.

Brazo extensor (con flex “cuello de cisne”) para poder leer nuestro Kindle desde la cama o el sofá (ver en Amazon)

Estos brazos no están exclusivamente diseñados para los lectores de libros electrónicos, sino que comparten también su función con tabletas, consolas portátiles o teléfonos móviles. Lo importante es que el tamaño de apertura de las agarraderas permita alojar a nuestro Kindle de forma sólida y segura. Este es el caso del soporte cuello de cisne Lamicall, que cuenta con un brazo flexible de aleación de magnesio y aluminio de unos 70 centímetros de largo. Este tipo de accesorios puede resultar muy útil a personas que sufran tensiones por malas posturas en su cuello, ya que pueden contar con el mejor ángulo y distancia de visión sin ocasionar malestar ni fatiga.

Conclusiones: ¿qué accesorios para Kindle puedo comprar?

Como hemos podido leer en este post, hay muchos accesorios necesarios para nuestro Kindle (o en genérico, cualquier lector de libros electrónicos). Si bien suelen ser dispositivos que tienen una vida útil mucho más larga que los teléfonos móviles o tabletas, no está demás protegerlos de forma adecuada con fundas especiales y protectores de pantalla, sobre todo si los transportamos en bolsos de viaje o leemos en espacios naturales. También podemos surtirnos de un buen cargador rápido USB para no tener que cargarlos desde el ordenador.

¿Recomiendas algún otro accesorio para el Kindle? ¿Cuál es tu favorito?